En primer lugar, aclarar qué es un SAI.

Un SAI es un Sistema de Alimentación Ininterrumpida, muy básicamente es una batería que alimenta nuestros equipos, de forma que cuando se vaya la luz, nuestro equipo pueda continuar funcionando durante unos minutos, habitualmente mientras nos da tiempo a guardar el trabajo que estuviéramos haciendo y a apagar el equipo ordenadamente hasta que vuelva el suministro eléctrico.

 

En la imagen se muestra un ejemplo de SAI doméstico. Los SAI domésticos tienen una cobertura de menos de una hora por norma general.

 

Imagen

Hay razones muy significativas para tener un aparatejo de estos en casa y aquí van unas cuantas:

  • Porque es muy frustrante perder todo el trabajo que llevas haciendo durante dos horas por un corte eléctrico
  • Porque no necesita mantenimiento y es muy fácil de poner a funcionar
  • Porque es muy probable que en algún momento produzca un fallo físico en el motor del disco y perdamos irremisiblemente nuestros datos
  • Porque muchas veces el problema no es que se vaya la luz, sino que nuestro suministro eléctrico no es estable (por ejemplo, en zonas rurales)
  • Porque un suministro estable de corriente a nuestra fuente de alimentación y por ende a nuestros componentes, alargará su vida
  • Porque todo lo que queda conectado al SAI vale 10 veces más de los que vale el SAI (en la mayoría de los casos)
  • Porque si tenemos que llevar a reparar nuestro sistema operativo o cambiar algún componente del equipo por un fallo de corriente vamos a pagar más de lo que vale el SAI
  • Porque es barato (en 2KSystems tenemos SAIs a la venta desde 70 euros, con pantalla LCD y conexión USB…)
  • Porque te da tiempo a salvar el juego aunque se vaya la luz 
  • Porque el riesgo de que los componentes se frían por una ida y venida de luz se reduce a 0

 

Componentes principales de un SAI

  • Rectificador/Cargador: es el encargado de transformar la corriente alterna en continua y de cargar las baterías.
  • Ondulador/Inversor: convierte esa corriente continua en alterna perfectamente filtrada en tensión y frecuencia. Es decir, le damos al equipo corriente pura y estabilizada.
  • Baterías: generalmente de plomo/ácido, que almacenan energía.
  • By-pass o conmutador: permite conectar la salida del SAI directamente con la entrada (como si el SAI no existiera) o con el inversor. Por ejemplo en caso de fallo de SAI.

¿Cuánto tiempo aguanta un SAI?

La duración del suministro del SAI en caso de corte de corriente dependerá del número de baterías, su capacidad y el consumo de los componentes conectados al mismo. No es lo mismo tener conectado un ordenador sencillo realizando tareas ofimáticas, que un pc ejecutando el Battlefield que un servidor, por ejemplo.

Como es lógico, a mayor consumo, menor duración de las baterías.